Mercedes-Benz E55 AMG
2001 Mercedes-Benz E55 AMG ($35.000.000)
  • Ubicación: Rancagua
  • Kilometraje: 26.700 Km
  • Motor: 5.5 Lt. - V8
  • Color: Beige
  • Grado: 5

Precio: $35.000.000

La clase E de Mercedes-Benz tiene su origen en el W124, modelo que entró al mercado de los autos de turismo en el año 1984, compitiendo directamente con la serie 5 de BMW. El éxito del M5 hizo necesaria la creación de un modelo más deportivo de este sedán ejecutivo. Así es como Mercedes-Benz, con la ayuda de Porsche, lanza en 1991 el 500E. Años después, con la adquisición del preparador AMG, la marca de la estrella lanza una serie de modelos de gran deportividad, siendo el primero de esta familia, el E55 AMG. Basado en la generación W210 de la clase E, cuyo diseño es uno de los más distintivos en la historia de Mercedes, fruto del indiscutible trabajo de Bruno Sacco, jefe de diseño de la marca por varios años y autor de múltiples modelos que poseían un diseño muy adelantado a su tiempo. En 1998 se introdujo el E55 AMG con un motor V8 5.4L de aspiración natural y construido a mano, produciendo un rival para el recientemente revelado E39 BMW M5.

El modelo E55 del año 2001 fue una versión poco común, de la cual solo se produjeron 653 unidades. Tiene un V8 de 5,5 litros que produce 354 hp y 530 Nm de torque. Varias pruebas de carretera revelaron rangos de 0-100 km/h en 4.8-5.3 segundos aproximadamente, y una velocidad máxima (sin limitador electrónico) de 280 Km/Hr. El equipamiento de serie era muy completo para la época, con un larga lista de características deportivas que lo distanciaban de un clase E común, como molduras interiores de madera de arce negro, llantas y neumáticos AMG monoblock de 18 pulgadas, suspensión deportiva y frenos AMG, además de un completo kit de carrocería AMG que le daba un aspecto elegante pero agresivo. Además, la enorme lista de características tecnológicas y de lujo significaba que virtualmente, no existían opcionales, más allá de los asientos de cuero "Condor" exclusivo de AMG. Esta lista incluye faros de xenón HID, asientos deportivos AMont multimodo con memoria y calefacción, computadora multifunción, sistema de control de clima automático, sistema de sonido Bose premium, volante deportivo multifunción AMG cubierto de cuero, techo solar, cortina eléctrica trasera, y vidrios con tinte azul que reducían el ingreso de los rayos UV al habitáculo.

El vehículo de esta publicación es muy especial, ya que es una de las pocas unidades que llegó a Chile en la época, además de tener una configuración muy completa. Esto se deba que, originalmente, el primer dueño deseaba adquirir el modelo simil al E55 fabricado por la competencia, una conocida marca de motores de Baviera, pero al haber tenido una pésima experiencia en el concesionario de la época, cambió de opinión y fue a Kaufmann donde pidió que le importaran un E55 traído directamente de Alemania, en el color del Pace Car de la Fórmula 1. Cuenta con su celular de fábrica, el cual nunca se ha usado, lo que se puede ver en el hecho de que aún mantiene el plástico en su pantalla, tiene su radio original, cortina trasera, y asientos regulables con aire. El auto solamente tiene dos dueños y el cuidado que se le ha dado es increíble, jamás se ha utilizado con lluvia, jamás se ha fumado dentro de él, los neumáticos fueron cambiados hace 1.000 km por cuatro nuevas unidades Michelin porque los anteriores ya habían sobrepasado su vida útil (por tiempo, no por uso), y aún mantiene los frenos originales de fábrica.