Chevrolet Bel Air
1951 Chevrolet Bel Air
  • Ubicación: La Serena
  • Kilometraje: -
  • Motor: 226 - 6 en linea
  • Color: Amarillo
  • Grado: 3
  • Otros: Precio: $20.000USD. Contacto: Gustavo +56995402715

Precio: Preguntar por el precio

Para 1950 Chevrolet hizo un cambio revolucionario en sus diseños, creando modelos convertibles y Hardtop (coupés sin pilares), que marcarían un patrón por décadas para la marca. Los primeros Bel Air aparecieron a fines del año 1949, pero no sería hasta el año 1953, cuando Chevrolet renombró su serie de modelos y el nombre de Bel Air se aplicó a la gama premium, cuando aparecerían los modelos más icónicos de la familia. También emergieron dos series más bajas, la 150 y la 210, como sucesoras de las series Special y Deluxe, respectivamente.

El nuevo modelo, parte de la serie Styleline DeLuxe, fue denominado “Bel Air”, que es el nombre de un prestigioso barrio en la ciudad de Los Angeles, en California. Ni Ford, ni Plymouth (los principales competidores de Chevrolet en el segmento económico) ofrecían modelos “convertibles con capota dura” en 1950. El Chevrolet Bel Air venía con una terminación lujosa, inspirada en marcas más costosas como Buick o Cadillac. En el interior del techo traía barras cromadas que imitaban los soportes de la capota de lona de los convertibles. El Bel Air venía pintado en 2 llamativos colores y en ciertos casos los colores eran exclusivos para este modelo. Otra novedad muy importante fue la aparición de la caja automática Powerglide (de 2 velocidades hacia delante), fue la primera en ser ofrecida en el segmento económico. En 1951 Chevrolet hizo solamente unos pequeños cambios estilísticos a sus automóviles (en particular la parrilla un poco más ancha). Ese año, se caracterizó por la intensificación de la Guerra de Corea, lo que significó dificultades en la obtención de materias primas

El modelo presentado en esta publicación corresponde aun Chevrolet Ber Air del año 1951, con tan solo 3 dueños en su historia. El segundo dueño, lo pinto y lo ocupó tan solo un año hasta que llegó a las manos del dueño actual, que se encargó de mantenerlo en condiciones. Cabe destacar que a lo largo de la historia del auto, nunca ha sido restaurado, está totalmente conservado y en buenas condiciones.