Envía un Whatsapp
Jeep Willys
1942 Jeep Willys ($20.000.000)
  • Ubicación: Santiago
  • Kilometraje: -
  • Motor: 4 Cil. en linea - 2.2 L
  • Color: Verde oscuro
  • Grado: 3
  • Otros: Piezas originales, armado por Sergio Coddou (garage willys)

Precio: $20.000.000

En las historias del conflicto bélico más grande e importante del mundo, la segunda guerra mundial, hay incontables héroes que quedaran en la memoria de millones, pero hay uno especial el cual tuvo un rol fundamental en este periodo histórico. El Jeep Willys. Un vehículo versátil hecho en base a un tractor multifuncional de no más de 1000 Kg, el cual hacía labores de transporte, exploración y rescate en el campo de batalla. El Jeep, no sólo es reconocido como la mayor contribución de EE.UU. a la guerra, sino que abrió la puerta a una nueva generación de vehículos todo terreno con múltiples usos comerciales tras la Segunda Guerra Mundial, como son toda la serie de Willys CJ (Civilian Jeep) ya fabricados para uso civil a diferencia del MB o el GPW que se fabricaron únicamente para su uso en la guerra.

Willys presentó el proyecto del Jeep al ejército estadounidense entre 1939 y 1941, adjudicándose finalmente el contrato compitiendo contra Ford y Bantam. Antes de 1945 ya había fabricado 360.000 unidades del Jeep. Gracias a su agilidad, versatilidad, tracción en terreno embarrado, pantanoso, o helado, robustez y resistencia a las peores condiciones climaticas, tuvo múltiples utilidades. Sirvió como ambulancia, como vehículo de mando y exploración con una ametralladora Browning en su caja trasera, como soporte de lanzacohetes y morteros, como camión de bomberos en portaaviones, como remolcador de piezas de artillería, vehículo de control aéreo en aeródromos, vehículo base para tropas paracaidistas, portando cable telefónico, con seis ruedas para patrullaje de la Guardia Costera etc. Además, en el teatro de operaciones de Birmania fue adaptado como locomotora, y el SAS británico lo utilizó en sustitución de sus iniciales camiones en el norte de África y posteriormente en Francia como vehículo de asalto para atacar bases y convoyes armándolo con ametralladoras antiaéreas. Posteriormente, en 1942 se produjo una versión anfibia. Si bien, de menos éxito que su hermano mayor, fue bastante útil para los soviéticos.

El icónico vehículo que nos convoca en esta publicación corresponde a un Jeep Willys de 1942 en un muy buen estado. Su estado mecánico se encuentra en impecables condiciones, al igual que su carrocería e interior. Aquí en Chile ha tenido solo 3 dueños. Fue armado por Sergio Coddou, especialista en estos vehículos, usando piezas y componentes originales. Cuenta con porta cabina, estanque de agua y bencina, pala y hacha originales y en muy buen estado.